La voz de UIER, en la presentación del plan a 10 años que lanzó Enersa

El gobierno de la provincia presentó el viernes 21 de julio la Planificación Energética a 10 años, donde se expusieron los lineamientos de trabajo para los distintos sectores. En la oportunidad, representada por el vicepresidente Antonio Caramagna, la Unión Industrial de Entre Ríos participó del lanzamiento y puso de manifiesto su posición frente a los desafíos que representa el desarrollo energético en la provincia.

“Para un desafío de esta magnitud, necesitamos contar con mesas de trabajo conformadas por equipos interdisciplinarios, y el aporte y la mirada crítica de todos los sectores que están hoy aquí presentes. Son ellos los que, en definitiva, definen hacia dónde crece nuestra querida provincia”, remarcó el presidente de Enresa, Jorge González, en la apertura de la presentación, acompañado en la ocasión por los ministros de Economía, Hugo Ballay; de Planeamiento, Luis Benedetto; y de Producción, Carlos Schepens.

La UIER fue invitada a participar del lanzamiento, pero también a ofrecer su mirada al respecto. En ese sentido, a través del vicepresidente de la entidad Antonio Caramagna, la entidad celebró la iniciativa y señaló que sin dudas “impacta por su importancia e impacta por la novedad, hablar de mediano y largo plazo había dejado de existir en nuestro cotidiano y fatigado caminar”, enfatizó Caramagna.

En su discurso, el dirigente de UIER destacó que “no puede haber desarrollo industrial si no se considera simultáneamente el tema energía. Esto es condicionante en la toma de decisiones y, es por ello, que este plan estratégico a 10 años que hoy nos expone Eenersa SA es realmente un objetivo muy valorable y motivador”.

En esa dirección, Caramagna señaló la importancia de “rescatar acciones sinérgicas y por lo tanto sumatorias, porque el tema energía es como un prisma que tiene muchas facetas” y recordó que “nuestra UIER viene trabajando desde hace ya varios años, en algo tan básico pero imprescindible como es el uso racional de energía y eficiencia energética”.

El empresario no dejó pasar la ocasión para referir a un tema sensible para el sector y de rotunda actualidad que es el costo de la energía. “Por supuesto que  la energía más cara es la que no se tiene, pero ello no implica aceptar pasivamente costos industriales altos, que derivan de la ineficiencia y la falta de inversiones específicas. Las tarifas energéticas se pagarán con buen ánimo, cuando se tenga un valor económico acorde con una adecuada y eficiente prestación”, manifestó Caramagna.

En la parte final de su alocución, el vicepresidente de UIER planteó que el tema energías renovables está  instalado “pero debe ser abordado en profundidad y con pautas y normativas claras, de manera que la decisión que cada empresa o sector pueda tomar, se haga con la confianza de que el mediano y largo plazo ha comenzado nuevamente a ser una realidad”.