Según la UIA, la actividad industrial cayó 8,4% en junio

La actividad industrial en junio presentó una contracción interanual de -8,4%, y del -5,2% con respecto al mes anterior (desestacionalizado). De todos modos, en el primer semestre, la actividad manufacturera acumuló un crecimiento interanual de +0,4%.

La caída de junio se debió fundamentalmente al bajo desempeño del rubro químico y petroquímico (-19,3%) en parte por la alta base de comparación1 y por cierres de plantas. También por las fuertes caídas del sector automotriz(-13,4%), con fuerte incidencia del paro de camioneros de Brasil y los pocos días hábiles de actividad en ése mes.

Asimismo presentaron resultados interanuales negativos los rubros textil, metalmecánica (-4,4%), explicado fundamentalmente por caídas en maquinaria agrícola y autopartes, minerales no metálicos (-4,4%) por la retracción de la construcción, alimentos y bebidas (-3,5%) –cuyo rendimiento descontando la molienda fue -0,4% –. Los únicos bloques que contrarrestaron la caída fueron metales básicos (+7,3%) impulsado por la expansión del acero y papel y cartón (+5%) por la baja base de comparación.

La actividad del primer semestre presentó un resultado positivo de +0,4% y mostró heterogeneidades al interior de la industria. El crecimiento alcanzado durante los primeros cuatro meses del año todavía absorbe la caída de los últimos dos meses. De los doce bloques industriales de análisis, la mitad presentaron resultados positivos y la mitad negativos. Entre los sectores que impulsaron la actividad en los primeros meses del año se encontraron industrias metálicas básicas, automotores y minerales no metálicos.

Entre los sectores que experimentaron bajas entre enero y junio de este año se destacaron el sector de sustancias y productos químicos, textil, alimentos y bebidas y metalmecánica. Por otro lado, la producción de papel y cartón creció +4,8% contra el primer semestre de 2017 pero resultó en una producción 6% menor a la de enero-junio 2011.

Los datos al primer trimestre relevados de madera y muebles muestran un crecimiento de +3,3% aunque se espera un resultado negativo del orden del -8% para el acumualdo de 2018.

Se espera que en el segundo semestre continúe la caída de la actividad industrial entre un -2% y -3%. La expectativa a la baja se debe principalmente a la desaceleración de los rubros relacionados a la construcción y la obra pública como también a la agroindustria producto de la sequía que dañó la campaña. A esto se suma el menor dinamismo del mercado interno producto de la merma del consumo y las elevadas tasas de interés.

Se empiezan a reflejar otros factores, como la caída de las importaciones de bienes de consumo y la nueva caída en el empleo industrial. Las exportaciones industriales a Brasil es esperable que continúen una senda de crecimiento, aunque la base de comparación del segundo semestre de 2017 es más elevada en materia de producción.

En esta línea, los datos preliminares de la producción industrial de julio muestran, por un lado, una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos: los despachos de cemento cayeron -7,5% en julio, los insumos para la construcción también cayeron -5,9%.

Pero a su vez, la producción automotriz creció +8,6% existiendo la posibilidad que traccione otros rubros como metalmecánica y caucho y plástico.

En cuanto al empleo registrado en el sector manufacturero, se observó en mayo 2018 (último dato disponible) una contracción mensual de 6 meses consecutivos, que comenzaron en diciembre 2017. En mayo, dicha caída mensual fue de -0,29% (-3.379 puestos de trabajo) y una baja de -1,8% con respecto al mismo mes del año anterior.

En materia de comercio exterior, en el primer semestre las ventas externas totales crecieron +5,5%, mientras que las importaciones se expandieron +13% con respecto a igual período de 2017, alcanzando los USD 29.797 MM y USD 34.898 MM, respectivamente. Esto generó un déficit comercial acumulado de USD 5.101 MM para el primer semestre, desequilibrio que casi duplica los USD 2.616 MM de igual período del 2017.

En junio, la corrección en el valor del dólar amortiguó la caída de -1,4% en el valor de las ventas externas (caída de -10,2% en cantidades compensada por crecimiento de +9,8% de los precios). Las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) crecieron +10,4% con respecto al mismo mes del año anterior, totalizando USD 5.076 MM. A su vez, las importaciones de bienes de capital cayeron en valores (-16,9%), por menores cantidades importadas (-11,5%) y menores precios (-6,2%), mientras que en el acumulado presentan un crecimiento de 2,7%. Las compras externas de bienes intermedios continúan creciendo (+4,1%), mientras que las de bienes de consumo cayeron (-8,8%), al igual que el resto de los usos económicos.

Por otro lado, parte del crecimiento de este mes de las exportaciones MOI se vio influenciada por el crecimiento de la industria manufacturera brasileña que creció +3,9% en junio a pesar de la caída de -7,7% de mayo. En la medición desestacionalizada el crecimiento intermensual fue de +13,3%. En el primer semestre la actividad industrial brasileña creció +2,9%.

Fuente: Centro de Estudios UIA