UIER: Diálogo e intercambio directo con sectores de la industria

La Unión Industrial de Entre Ríos concretó una instancia de intercambio y exposición entre los diversos sectores de la industria de la provincia. Con la presencia del Ministro de Hacienda y Economía de la provincia, Cr. Hugo Ballay, y el Secretario de la Producción de la Provincia, Cr. Alvaro Gabas, el flamante presidente de la entidad, Ing. Leandro Garciandía dio el puntapié inicial para que los más de 50 referentes industriales, de diversos sectores y  destacados exponentes del sector en la provincia, plantearan sus inquietudes y expectativas.

El titular de UIER expreso “que son tiempos de consensos, que requieren de madurez institucional y si bien la realidad nos obliga a mirar la coyuntura, debemos seguir como cada uno de los que está aquí lo sabe, mirando el mediano y largo plazo, porque sabemos que generar trabajo genuino, brindar oportunidades, invertir y planificar es nuestra esencia como industriales”. En su discurso se refirió también a la compleja situación de muchas pymes en la provincia. “Como todos sabemos, en nuestra Entre Ríos predominan las Pymes que son las responsables de la mayor ocupación de mano de obra privada y que se encuentran dispersas por toda la provincia llevando trabajo a todos los rincones, por esta razón debemos poner foco en propiciar el desarrollo de las mismas con políticas específicamente diseñadas para ellas”. Asimismo bregó por un ordenamiento impositivo para beneficio de la actividad económica en su conjunto para no perder competitividad evitando la superposición de impuestos distorsivos y también, la revisión de las tasas de energía en los municipios, políticas claras en el área medio ambiente, la promoción industrial como herramienta potenciadora y el ordenamiento y mejora de infraestructura en los parques industriales.

Palabras del Ministro

El Mtro. Hugo Ballay hizo referencia al trabajo de la administradora tributaria en relación a lo que fue la adhesión al consenso fiscal.  Destacó que si bien en una primera instancia las Industrias locales vieron aumentar su carga fiscal,  posteriormente   se trabajó en una ley tendiente a disminuir dicho impacto: la misma prevé acceder a un Bono de crédito fiscal por inversiones realizadas durante los ejercicios 2017 y 2018. Destacando que esta ley se trabajó desde un primer momento en conjunto con la unión industrial de Entre Ríos.  Se anunció que el día anterior se había dado la media sanción a dicho proyecto.

Asimismo se destacó la decisión de eximir del 50% de la carga actual en la factura de energía eléctrica que corresponde al fondo de inversión energética de la provincia.  Finalmente invitó a las Industrias a seguir trabajando en el régimen de promoción industrial, implementando  las medida necesarias  para volverla más ágil y operativa.

 

Sector por sector: Coyuntura y perspectivas

Sector Porcino.  Sebastián Bouzada.

En primer lugar hizo referencia a reuniones mantenidas con el actual Secretario de producción y comentó que los problemas estructurales del sector estaban presentes actualmente, manifestando la necesidad de políticas públicas concretas que ayuden a superar una coyuntura complicada como la actual: se refirió al bajo precio del capón, a la problemática de las importaciones por lo que significa en términos de sanidad y calidad de los productos y finalmente también a la necesidad de contar con más y mejor infraestructura en energía y caminos.  Remarcó que las políticas públicas se tornan especialmente necesarias para pequeños y medianos productores.

Sector Arrocero. Federico Gadea.

Manifestó la necesidad de apuntar al desarrollo del sector mediante competitividad interna,  vinculada la misma hacia la disminución de costos, y no solo a modificaciones en los tipos de cambio que en el mediano plazo son insuficientes.

Remarcó la necesaria mejora de condiciones en cuanto a logística; principalmente lo que tiene que ver con puertos. Se torna urgente la necesidad de desarrollar la infraestructura del puerto ibicuy que permitirá despachar las mercaderías sin necesidad de recurrir a los puertos de Rosario o Buenos Aires.

En relación a la infraestructura necesaria para el desarrollo de la actividad se puso en relieve, el elevado costo energético para la generación del riego en las plantaciones.

Los aspectos Fiscales, en particular lo relacionado a ingresos brutos, generan un sobre costo adicional de hasta un 22% según expresó Gadea.  Esto se debe a la característica de acumulativo que tiene dicho tributo,  que grava las ventas en las diferentes etapas de la cadena productiva.Finalmente concluyó que la coyuntura actual impide la generación de empleo  y el aumento de la productividad.

Sector Avícola. Juan Pablo Motta.

 

Motta dio una completa descripción de la dinámica comercial y productiva del sector. Explicó que la producción en gran parte se exporta, principalmente a China, Sudáfrica y Medio Oriente. Detalló asimismo, cómo ha evolucionado la producción en los últimos años. Explicó que, si bien se ha avanzado mucho en el proceso productivo mediante la implementación de tecnología,  Argentina se encuentra muy por debajo de países como Brasil en cuanto a cantidad de toneladas producidas.  Remarcó la necesidad de avanzar en competitividad interna mediante la innovación en tecnologías para la producción. En relación a la coyuntura actual mencionó que la producción disminuyó en el último año un 3,5%. Esta reducción se debe a una baja en las exportaciones.

Sector Huevos. Héctor Eberle.

A su turno comentó que la actividad en los últimos 6 meses ha sido fuertemente afectada por diferentes factores: importante sequía que encarece la materia prima, un aumento muy significativo de los costos financieros entre otros aumentos de los costos de producción.  Estos aumentos,  acarrean el necesaria traslado de precios a los clientes y una disminución de la competitividad externa. Finalmente Eberle, elevó una propuesta que busca hacer frente a los ciclos económicos derivados de las variables externas e internas, mediante la generación de un fondo de compensación público privado.

Sector Metalúrgico. Claudio Lambert.

Por el sector metalúrgico Lambert aportó datos de la representatividad de la industria en nuestro país:  con sólo tres de las cien fábricas que existen en la Argentina, Entre Ríos produce más del 20% de los acoplados. En relación a la coyuntura mencionó que se atraviesa un momento complicado.  En el frente fiscal los saldos técnicos de IVA y las demoras en el reintegro por incentivo fiscal han generado complicaciones financieras. Explicó a continuación que, dado que sus clientes en un 80% son micro y pequeñas empresas de no más de 5 unidades rodantes,  no poseen capacidad para acceder a créditos en la plaza a costos financieros razonables y por ello se financia la venta de los acoplados mediante fondos propios de la empresa productora. Este mecanismo, señaló, es muy complicado  de mantener dados los altos costos financieros actuales donde las tasas de mercado se han elevado excesivamente. Finalmente dejó la inquietud y preocupación que genera la potencial competencia de Brasil en el rubro. En el país vecino, una única fábrica produce lo mismo que las cien fábricas instaladas en Argentina.

Sector Software. Cesar Cerrudo

En cuanto a la coyuntura y las perspectivas destacó que las mismas son muy positivas. Instó a generar las necesarias políticas para aprovechar la gran oportunidad que existe en cuanto a la generación de exportaciones y mano de obra en el sector de la Industria del software: en el último año el sector género 1,2 millones de empleos y las remuneraciones fueron superiores en un 16%. Con exportaciones por 6300 millones el sector generó el doble de exportaciones que el trígo  y estuvo incluso por encima de las exportaciones automotores, destacó Cerrudo. En cuanto a aspectos a superar mencionó la necesidad de regímenes impositivos que no atenten contra el desarrollo del trabajo independiente de los programadores, sugiriendo ampliar los montos de monotributo. Se hizo referencia también a la necesidad de ampliar y facilitar beneficios cómo los previstos en la ley de exportación de servicios de Software.

Un aspecto clave a mejorar tiene que ver con la infraestructura de conectividad en la provincia: al respecto, manifestó que debería fomentarse la ampliación de la oferta evitando dejar en pocas empresas un servicio fundamental como la  provisión de internet.

Sector lácteos. Celeste Valenti.

En relación al sector la  presidente de la firma Cremigal explicó que la coyuntura es compleja tal cómo han descrito otros sectores y destacó la necesidad urgente de mejorar la infraestructura de caminos provinciales.  Además hizo hincapié en la necesidad de disminuir las trabas burocráticas y mejorar la comunicación con el sector público.

Madereros. Jorge Rigoni

Por el sector maderero Jorge Rigoni, se refirió también a una coyuntura complicada y comentó que en los últimos meses ha habido una baja en las ventas y disminución de la producción. Se  remarcaron como problemas estructurales la falta de financiamiento y una creciente ruptura de los compromisos que afectan las cadenas de pagos en forma preocupante.

Oscar Pannaroti. Citrícola.

Por el sector citrícola Oscar Pannaroti, observó una caída en las exportaciones y en las toneladas producidas en los últimos años que afecta a todo el sector. En el último año las condiciones climáticas adversas también han generado una coyuntura complicada. Asimismo destacó que desde el sector se sigue apuntando a la inversión y el crecimiento: en los últimos años se han adquirido nuevas especies importadas desde Israel en ese sentido. No obstante recalcó también la necesidad de políticas que no obstaculicen el crecimiento en variedades de especies mediante exigencias de períodos de cuarentena muy extensos en comparación con otros países de la región.

Hector Motta. UIA.

A su turno Héctor Motta miembro del comité ejecutivo de la UIA, comentó cuáles han sido las gestiones realizadas en el último año  y compartió la información obtenida desde el centro de estudios de entidad nacional. Explicó la evolución de la actividad Industrial destacando que algunos sectores como el automotor y el de agroindustria, tuvieron alguna mejoría en el año 2017, que no se ha mantenido, lamentablemente, en lo que va de 2018. En tanto que otros sectores han tenido en los últimos dos años una fuerte caída de su producción. En relación a las preocupaciones que se manifiestan en el ámbito de la Unión Industrial Argentina remarcó la necesidad de financiamiento, una creciente carga impositiva,  crisis de rentabilidad en algunos sectores  y la preocupación por una competencia desleal existente a partir de una evasión mayor al 30% en el país. No obstante la coyuntura,  remarcó que desde el sector al que pertenece se ha generado un compromiso de mantener el nivel de empleo por al menos 120 días.

Cierre

Como cierre de la intensa actividad mantenida, el presidente  de UIER, Leandro, luego de haber escuchado el panorama descrito por los diferentes sectores,  remarcó la necesidad de ajustar los costos laborales de nuestra industria, en la que si bien los mismos son elevados, el empleado termina cobrando poco, producto de un sistema poco eficiente y excesivamente recaudatorio.
Reflexionó finalmente que hoy la industria debe mirar al futuro,  la industria 4.0 es  una realidad para la que se debe estar preparado y reafirmó el compromiso de la Unión Industrial de Entre Ríos, para con los sectores productivos,  trabajando para el desarrollo de la industria  en conjunto  y dialogando con el sector público.