De Paraná, al mundo: cómo un laboratorio entrerriano conquistó los mercados más exigentes del mundo

Eriochem, empresa socia de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), obtuvo el Premio ICBC Comercio Exterior en la categoría “mediana empresa”. Hoy exporta productos de alto valor agregado a más de 40 países.

Una vez que se llega al aeropuerto de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, hay que tomar un auto para atravesar parte de la ciudad y luego hacer varios kilómetros por ruta, atravesando campos y tambos, hasta llegar a las instalaciones de Eriochem.

Pocos se imaginan que dentro de ese predio y detrás de esas paredes, más de 300 empleados le dan vida a una Pyme con estándares de clase mundial, que exporta medicamentos oncológicos a los mercados más exigentes y que se anotó varios hitos, como el hecho de ser la primera compañía argentina en poder comercializar un genérico en los Estados Unidos.

El impulsor de Eriochem es Antonio Bouzada, quien se recibió de abogado pero que desde hace años está en la industria farmacéutica, junto a sus dos socios desde el año 2000.

“No teníamos nombre, ni producto, ni nada”, señala el responsable de la compañía que hoy es ejemplo para la industria nacional y que este año obtuvo el Premio ICBC Comercio Exterior en la categoría “mediana empresa”.

En concreto, esta Pyme farmacéutica sintetiza y produce ingredientes y activos farmacéuticos, como inyectables y quimioterápicos para el tratamiento del cáncer.

Y el crecimiento, a fuerza de trabajo y visión estratégica, fue contundente: empezaron, como primer paso, comercializando sus productos en países de América Latina y en ocho mercados de la región de Asia-Pacífico, siendo Indonesia el principal de ellos.

En la actualidad ya están presentes en 40 mercados, incluyendo a los más exigentes a nivel internacional, como son Europa y Estados Unidos. Además, cuentan con filiales en ese último país, así como también en Brasil y México.

En cuanto a los recursos humanos, el salto también fue evidente: comenzaron siendo tres socios y 9 colaboradores, en la actualidad el plantel de la compañía está conformado por 315 personas.

Este año pusieron en marcha una planta de última generación, con sistemas robotizados en Uruguay, donde estarán produciendo jeringas prellenadas.

En gran medida, según explicó Bouzada, esta expansión, se debe a que desde el inici la empresa se propuso tener estándares de clase mundial, que estuvieran en sintonía con los mercados más exigentes. Y así fue, de hecho, como alcanzaron uno de los grandes hitos, no solo en la historia de la empresa, sino para la industria nacional.

Según relata el directivo, “en 2004 dimos nuestro paso más relevante, cuando recibimos la primera aprobación de la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) de un ingrediente activo farmacéutico para un quimioterápico”.

Luego, dieron un paso más con el lanzamiento de un producto inyectable, listo para usar en ese mismo mercado.

“Esto se convirtió en un hito histórico, porque jamás una empresa argentina había logrado lanzar un producto farmacéutico en los Estados Unidos”, acotó.
Esto, además, requirió y sigue requiriendo un gran esfuerzo: “Después de la aprobación vinieron una serie de inspecciones que fueron y son cada vez más exigentes, porque analizan de punta a punta todos nuestros procesos”.

Las claves

Cuando se le pregunta sobre las variables que llevaron a esta Pyme a lograr un esquema de negocios sustentable y con tanto potencial, Bouzada remarca que Eriochem es una empresa de genéricos, pero de condiciones muy especiales, ya que cuenta con un área de desarrollo muy grande.

“Durante los últimos 20 años reinvertimos todas nuestras utilidades en desarrollo. Esto nos convirtió en una compañía de genéricos pero que cuenta con once patentes internacionales registradas en 34 países, incluyendo EE.UU. y Europa, siendo una empresa innovadora y tecnológica”, resumió el directivo.

La otra clave tiene que ver con la visión que tuvieron sobre el negocio desde el minuto cero: “Todas las Pymes, fabriquen lo que fabriquen, terminan compitiendo con grandes empresas y por eso tienen que ser ultra eficiente. Entonces, ¿cómo fue competir desde Paraná, Entre Ríos, contra gigantes de la industria farmacéutica mundial? En principio, asociándonos a ellos: nosotros somos socios comerciales de empresas multinacionales muy grandes”.

¿Y por qué empresas trasnacionales que tienen paquetes de negocios tan grandes pueden interesarse en una Pyme argentina? Bouzada respondió: “Porque tenemos tecnología que, aunque parezca llamativo, ellos no tienen”.

“Los grandes laboratorios tienen casi todo, no todo. En ese ‘casi’ está la oportunidad para una Pyme tecnológica como la nuestra de insertarse en el mercado”, acotó.

Un reconocimiento con doble impacto

En cuanto al Premio ICBC Comercio Exterior, Bouzada explicó que “fue una enorme alegría, porque ese premio tuvo un efecto interno y externo: el interno fue enviar un mensaje positivo a tu empresa, que está hecha por mucha gente, que hace un esfuerzo titánico por llevarla adelante. Es una forma de decirle que ese esfuerzo está siendo reconocido por gente muy importante del jurado”.

En segundo lugar, “tuvo una repercusión puertas afuera, porque ayuda a hacer más visible a la empresa, algo que cobra más relevancia al tratarse de una Pyme del interior”.

Lo interesante es que, además de una estatuilla, los ganadores del premio pudieron viajar en una misión de negocios, durante dos semanas, a China.
“La organización de ICBC y de Fundación ICBC fue indispensable para que hayamos tenido más de 30 reuniones con algunas de las empresas más destacadas e importantes del área farmacéutica de China”, explicó.

Lo positivo es que hubo resultados concretos: “Una compañía muy grande nos ofreció formalmente conformar un joint venture para montar una nueva planta para productos oncológicos, donde ellos pondrían el capital y nosotros la tecnología”, detalló.

En cuanto a los próximos pasos de Eriochem, el directivo anticipó que el objetivo “es duplicar la cantidad de mercados a los que exportamos”, y que la meta sigue siendo hacer de esta Pyme de Paraná una “multilatina”, es decir, una empresa nacida en la Argentina con fuerte presencia en los mercados internacionales.

Fuente: iProfesional