Cayó la producción en la mitad de las industrias entrerrianas

La Unión Industrial de Entre Ríos elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al tercer trimestre de 2018, en el que advierte que el 48% de las empresas encuestadas bajó su producción, mientras que el 52% disminuyó sus ventas, en comparación con el trimestre anterior. La situación impacta en una caída del nivel de empleo y una baja de las expectativas que repercutirá en menores inversiones. Los industriales señalan que los principales problemas son la carga impositiva, la tasa de interés alta que dificulta el financiamiento y la suba de los costos de las materias primas.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al tercer trimestre de 2018, en el que se advierte por la caída de producción, ventas y niveles de empleo, entre otros indicadores clave. Los datos ponen sobre relieve el difícil momento que atraviesan los sectores productivos, ante un contexto de alta inestabilidad macroeconómica y cambiaria tras la devaluación y el cambio de política monetaria.

Al respecto, el informe advierte que el 48% de las industrias de la provincia bajó su producción, es decir, la mitad de los encuestados reconoció que se vio ante la necesidad de reducir su capacidad productiva. Esto se debe, fundamentalmente, porque en el 52% de las industrias encuestadas se han contraído las cantidades vendidas en comparación con el trimestre anterior. Incluso, el 40% espera que en el 4° trimestre continúen cayendo ambas variables.

En relación a estos indicadores, las industrias entrerrianas también tuvieron que disminuir su capacidad instalada. Según Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el sector manufacturero nacional en el tercer trimestre trabajó alrededor del 60% del uso de la capacidad instalada en promedio, mientras en que el 70% de las industrias consultadas en la provincia manifestó trabajar a un nivel del 70% o más de la capacidad instalada, lo que significa una situación peor a la observada en trimestres anteriores.

Por cierto, estas dificultades terminan impactando en una variable sensible: el empleo. De acuerdo al relevamiento, el 25% de las industrias consultadas disminuyó sus niveles de empleo, mientras que el 36% bajó la cantidad de horas trabajadas. Estas cifras dan cuenta de que se profundizó la tendencia observada en el segundo trimestre, lo cual consolida los problemas para sostener y generar empleo. Respecto de este punto, asimismo, se anticipa que para el próximo trimestre un 30% espera que esta situación se profundice.

A la hora de analizar los factores que explican esta situación, el 85% de las industrias encuestadas declaró que la carga impositiva es uno de los principales problemas que las afecta, mientras el 75% también se refirió la tasa de interés, el 60% al costo de las materias primas y 50% al acceso al financiamiento. Respecto de este último aspecto, el estudio indica que el problema para financiarse ha ido ganando presencia y prioridad en las dificultades del sector industrial provincial en los últimos dos trimestres.

Ante este contexto, en resumen, el 42% de las industrias consultadas evaluó al tercer trimestre como malo, mientras el 33% lo consideró satisfactorio y el 24% restante bueno. Asimismo, el 33% espera que el cuarto trimestre del año sea peor al anterior, y el 52% que sea igual, mientras que sólo el 15% espera que mejore su situación. Según acota el Área de Monitoreo Industrial, estos datos comparados con informes anteriores reflejan una peor situación del sector.

De cara al futuro, esto también repercutirá en sus proyectos. El 60% de las industrias consultadas estima que no realizará inversiones en el cuarto trimestre del año, mientras que en años anteriores esta situación sólo se reflejaba en el 25% de las empresas. De todos los encuestados, el 9% de las empresas estima que realizará inversiones nuevas en el próximo trimestre, y el 30% continuará con inversiones comenzadas anteriormente.

Sectores

El estudio señala cómo fue el comportamiento de los sectores más relevantes para la provincia. En este sentido, plantea primeramente que a lo largo del período enero-septiembre de 2018, el sector avícola continuó en un proceso de crecimiento de sus niveles productivos, que se ha expandido levemente en los últimos años. Precisamente, la faena de aves creció 2,2% en este período respecto del año anterior, concentrando más de la mitad de la faena del país. En los años anteriores, este crecimiento se ubicó también en el orden del 2%, mostrando una tendencia creciente leve pero constante, más allá de las particularidades de cada año.

Por otro lado, la producción láctea consolidó su tendencia de recuperación observada desde mediados de 2017. Luego de una continua contracción evidenciada en los últimos años, entre enero y agosto 2018 la producción láctea creció 24% en referencia al mismo período del año anterior, en referencia a una base de comparación relativamente baja.

En cambio, la molienda, tanto de oleaginosas como de trigo, cayó en forma significativa. Por el lado de la soja, en la provincia se registró una caída del -19% de la molienda en el período enero-septiembre 2018 a comparación del mismo período del año anterior. En cuanto a la de trigo, la misma se contrajo -6% en el mismo período, luego de varios años de recuperación de los niveles de actividad.

Finalmente, se indica que la situación de la industria metalúrgica refleja un estado también complicado. Según las publicaciones de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Admira), a partir de la referencia de Adimer para Entre Ríos, el sector metalúrgico entrerriano ha profundizado su contracción en los últimos meses, con tasas mensuales de variaciones interanuales que han ido desde -3% hasta -15% en el mes de agosto 2018.


Industria en Entre Ríos: más de la mitad de las empresas disminuyó sus ventas

La Unión Industrial de Entre Ríos elaboró un Informe de Coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2018, que pone sobre relieve la situación que atraviesa el sector en la provincia. En el estudio se destacan los datos relativos a los niveles de producción, la capacidad instalada, los problemas que afectan, el empleo privado, los sectores más importantes, las exportaciones, además de las inversiones y proyecciones para los próximos meses.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2018. En ese marco, se analizan los datos económicos más importantes que ponen de manifiesto las distintas dificultades que atraviesa el sector ante un contexto macroeconómico complejo. Al respecto, se advierte que el 55% de las industrias encuestadas contrajo las cantidades vendidas respecto al trimestre anterior, mientras que el 31% disminuyó el nivel de producción. En este sentido, el 38% espera que en el 3° trimestre continúen cayendo las ventas.

Esta situación está repercutiendo en las variables del empleo. El informe señala que el 25% de las industrias consultadas disminuyó la cantidad de horas trabajadas, valor que duplica los registros de los trimestres previos. No obstante, sobre este aspecto predomina una mirada de estabilidad respecto al empleo: el 74% no varió la cantidad de empleados y 90% espera que no varíe en el próximo trimestre.

Por otra parte, se destaca que las industrias encuestadas se encuentran, en su mayoría, trabajando a una capacidad instalada por encima del promedio nacional. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el sector manufacturero nacional en junio trabajó al 65% en promedio, incluso cayendo; mientras que el 84% de las industrias consultadas en Entre Ríos manifestó trabajar a un nivel del 70% o más de la capacidad instalada, situación similar a la observada en trimestres anteriores.

El 44% de las industrias consultadas ha evaluado al segundo trimestre como satisfactorio, mientras el 31% lo consideró malo y el 25% restante bueno. Asimismo, el 38% espera que el tercer trimestre del año sea peor al anterior, otro 38% que sea igual, mientras solo el 25% espera que mejore su situación. Estos datos comparados con informes anteriores reflejan una peor situación del sector, remarca el informe.

Con este escenario, casi la mitad de las industrias consultadas estima que no realizará inversiones en el tercer trimestre del año, mientras en años anteriores esta situación sólo se reflejaba en el 25% de las empresas. Asimismo, el 16% de los establecimientos estima que realizarán inversiones nuevas en el próximo trimestre, y el 38% continuará con inversiones comenzadas anteriormente.

Respecto de los problemas que afectan a los industriales, el 90% declaró que la carga impositiva es uno de los principales, mientras que el 70% también se refirió al margen de rentabilidad. En comparación con trimestres anteriores, se observa que han perdido peso los aumentos salariales como un problema (aún presente igualmente) y cada vez más industrias consideran problemático el financiamiento, el aumento del costo de las materias primas, la caída en las ventas y retraso en los pagos de clientes.

Sectores

El informe de UIER destaca datos de los sectores industriales más relevantes de la provincia. En este sentido, precisa que en los primeros cinco meses del año, el sector avícola continuó en un proceso de crecimiento de sus niveles productivos, el cual se ha expandido levemente en los últimos años. La faena de aves creció 3% en los primeros cinco meses respecto del año anterior, al superar 150 millones de aves, concentrando más de la mitad de la faena del país. En los años anteriores, este crecimiento se ubicó entre el 1% y el 3% también, mostrando una tendencia creciente leve pero constante, más allá de las particularidades de cada año.

Por otro lado, la producción láctea consolidó su tendencia de recuperación observada desde mediados de 2017. Luego de una continua contracción evidenciada en los últimos años, en el segundo semestre del año previo la producción comenzó a recuperarse, alcanzándose en los primeros cinco meses de 2018 niveles similares a los de 2015, aunque todavía con dificultades.

Asimismo, la molienda de cereales y oleaginosas también aumentó sus niveles productivos. Por el lado de los cereales, el trigo mantuvo su nivel interanual prácticamente sin variaciones, luego de dos años de leve expansión. En cambio, la molienda de oleaginosas recuperó sus niveles de producción luego de varios años de contracciones.

Comercio exterior

Asimismo, el estudio resalta que a pesar del contexto, las exportaciones de la provincia mostraron signos de recuperación. En los primeros cinco meses del año, el total de las cantidades exportadas de Entre Ríos se expandió 2% respecto el mismo período del año anterior (+3,6% en valor). En esta dinámica, las exportaciones vinculadas al sector agroindustrial aumentaron 11%, de la mano principalmente del crecimiento de las exportaciones de carne.

Por otro lado, las exportaciones industriales (10% del total) aumentaron 6%, con el aumento de las exportaciones de productos químicos. Esta tendencia fue compensada, asimismo, por la estabilidad de las exportaciones de Productos Primarios.


Bordet destacó el crecimiento de las exportaciones en Entre Ríos

El gobernador valoró el informe realizado por la UIER en relación al incremento de las ventas al exterior durante los primeros cinco meses del año. "Estos resultados nos enorgullecen y nos alientan a sostener desde nuestra gestión un trabajo articulado con el sector privado", remarcó.

Gustavo Bordet, gobernador de Entre Ríos, destacó el crecimiento del 3,6% que se registró en las exportaciones de la provincia entre enero y mayo de 2018, comparado con el mismo período del año pasado. "Estos resultados nos enorgullecen y nos alientan a sostener desde nuestra gestión un trabajo articulado con el sector privado", sostuvo el mandatario provincial.

El informe fue realizado por el Departamento de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), en base a los datos de las ventas al exterior realizadas por la provincia durante los primeros cinco meses del año, que totalizaron 428 millones de dólares. Con estos números, Bordet destacó los resultados logrados y apostó por profundizar el vínculo con el sector privado "para lograr mayor desarrollo para Entre Ríos". "Seguimos adelante, por el bien de nuestra provincia y de cada entrerriano", resaltó.

El estudio publicado por la UIER explica que el incremento de las exportaciones se debe principalmente al sector Agroindustrial, que creció 14%. En ese ítem, aumentaron las ventas de carne bovina y desperdicios alimentarios, mientras las de arroz industrializado y jugo de fruta se contrajeron. Este gran rubro representó el 45% del total de exportaciones.

Por otro lado, se informó que en cuanto al sector industrial no agropecuario, su valor aumentó 6%, impulsado principalmente por la suba de productos químicos, mientras la venta de metales básicos cayó en forma importante. Situación diferente ocurrió con las ventas al exterior de productos primarios -que explica el 44% del total exportado-, ya que descendieron un 6%, explicado fundamentalmente por el menor valor de las ventas de soja.

De acuerdo al relevamiento, las exportaciones de la provincia tienen como destino principalmente el Mercosur y Asia. Entre ambas regiones se concentra el 50% de las ventas al exterior. Del abanico de países a los cuales la provincia les vende, se destaca Brasil (10%), China (10%) y Chile (5%). Además, se puso sobre relieve cómo comienza a revertirse la tendencia a la baja que venían registrando el valor de las exportaciones desde 2012, tanto por la disminución de los precios internacionales como por las cantidades comercializadas.


Con impulso industrial, las exportaciones de Entre Ríos crecieron 3,6%

El dato corresponde al valor de las ventas al exterior durante los primeros cinco meses del año, en comparación con igual período de 2017. Esta suba se explica sobre todo por el valor agregado de la agroindustria y el crecimiento del sector industrial no agropecuario.

Las exportaciones de Entre Ríos registraron una mejor performance durante los primeros cinco meses del año en relación a 2017. Precisamente, entre enero y mayo la provincia vendió bienes y servicios por 428 millones de dólares, lo que representa una expansión del 3,6% respecto al mismo período del año anterior.

Según un informe realizado por el Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), este incremento se explica principalmente por el sector Agroindustrial, que creció 14%. En ese ítem, aumentaron las exportaciones de carne bovina y desperdicios alimentarios, mientras las ventas de arroz industrializado y jugo de fruta se contrajeron. Este gran rubro representó el 45% del total de exportaciones.

Por otro lado, en cuanto al sector industrial no agropecuario, su valor aumentó 6%, impulsado principalmente por la suba de productos químicos, mientras la venta de metales básicos cayó en forma importante. Situación diferente ocurrió con las ventas al exterior de productos primarios -que explica el 44% del total exportado-, ya que descendieron un 6%, explicado fundamentalmente por el menor valor de las ventas de soja.

Destinos

De acuerdo al relevamiento, las exportaciones de la provincia tienen como destino principalmente el Mercosur y Asia. Entre ambas regiones se concentra el 50% de las ventas al exterior.

Hacia Brasil se destinan el 10% de las exportaciones, donde los principales productos son el trigo, productos lácteos y arroz.

A China también se destina el 10% de las exportaciones, concentradas sobre todo en productos primarios de soja, así como algunos productos de la agroindustria, vinculados al complejo sojero así como la actividad avícola.

En tercer lugar, a Chile se destina el 5% de las exportaciones provinciales, elementalmente en productos avícolas, bovinos y arroz.

Contexto

El informe analiza además que esta situación se da en un contexto de mayores dificultades de las exportaciones provinciales. Desde 2012, el valor de las exportaciones provinciales se ha contraído constantemente, ubicándose en 2016 un 33% por debajo de dicho registro.

Esta tendencia ha sido en gran medida generalizada a los diversos productos que elabora Entre Ríos, tanto por la disminución de los precios internacionales así como las cantidades comercializadas.

En este sentido, los cereales -principal rubro- disminuyó a la mitad su valor exportado y un 33% en términos de cantidades. En tanto, las carnes y sus preparados, también de importancia para la provincia, disminuyeron 40% su valor en estos cuatro años, y 34% sus cantidades exportadas.

Fuente: elaboración propia en base a datos Dirección General de Estadísticas y Censos de Entre Ríos