La industria de Entre Ríos cerró 2020 con niveles dispares de producción y ventas

La industria de Entre Ríos cerró 2020 con niveles dispares de producción y ventas

Según un Informe de Coyuntura elaborado por la UIER, mientras los sectores esenciales pudieron mejorar sus niveles de producción y ventas, otros establecimientos no esenciales sintieron los embates de la pandemia. Hay cautela a la hora de las proyecciones para 2021.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró un nuevo Informe de Coyuntura, en el que da cuenta del balance productivo de las empresas de la provincia en 2020. En ese sentido, del relevamiento se concluye que la situación de los establecimientos ha sido muy dispar.

La pandemia fue el evento extraordinario que alternó la dinámica productiva y generó diversas situaciones. Por un lado, algunas empresas consideradas esenciales pudieron registrar un aumento fuerte de su producción y ventas, a la vez que los sectores no esenciales sufrieron contracciones que acumularon importantes dificultades.

En Entre Ríos, según la encuesta realizada por la UIER, el 41% de las industrias consultadas disminuyó su nivel de producción y el 39% sus cantidades vendidas, mientras en el 38% y 43% aumentaron respectivamente dichas variables. Ahora bien, de cara a 2021, las perspectivas para estas dos dimensiones encuentran un núcleo del 30% de industrias que prevén caídas, mientras el 50% espera que se mantengan y 20% que aumenten.

Disparidades

El relevamiento también da cuenta de otras disparidades. Si bien la situación provocó por un lado un impacto menor en los niveles de empleo, con menor cantidad de empresas que los hayan disminuido (9%) y un 31% que los aumentó, por otro lado, este impacto afectó principalmente a las horas trabajadas en las industrias, con un 24% de las mismas que trabajó menos horas y un 39% que las mantuvo.

Estos escenarios se reflejan también en la evaluación de su Situación General de 2020 para la empresa, ya que el 49% lo evaluó como satisfactoria, y el resto se divide entre los que lo evalúan como bueno o malo de forma pareja. En tanto, para 2021, el 57% espera que su situación general sea igual, mientras el 30% espera que sea mejor.

Independientemente de estas diferencias, permanecen muchas dificultades en las industrias y son relativamente comunes a los distintos sectores. Por ello, a la hora de evaluar los principales problemas que las afectan, se resalta la presión impositiva principalmente (81%), y en menor medida el tipo de cambio (49%), la falta de insumos (45%) y el acceso al financiamiento (43%).


La UIER destacó el crecimiento industrial de Crespo y puso en valor el potencial de la provincia

La UIER destacó el crecimiento industrial de Crespo y puso en valor el potencial de la provincia

En el Día de la Industria, la entidad participó de la charla virtual que organizó la Municipalidad de Crespo, donde se pusieron sobre la mesa datos estadísticos del sector en la localidad, además de analizar la situación provincial.


La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) participó el pasado 2 de septiembre de las actividades con motivo del Día de la Industria que organizó la Municipalidad de Crespo junto con la Asociación Civil Parque Industrial de Crespo. «Situación y perspectiva industrial de Entre Ríos en el contexto de la emergencia sanitaria», fue el título del encuentro, en el que los disertantes pusieron en valor el potencial del sector en la ciudad y la coyuntura actual en la provincia.

Tras la bienvenida del intendente Darío Schneider, el presidente de la UIER, Leandro Garciandía, resaltó que «Crespo es la síntesis de lo que debería ser nuestro país» por el encadenamiento para el agregado de valor y la generación de empleo genuino. «La industria es uno de los mayores multiplicadores de empleo y se lo puede ver en Crespo con la complementación de las industrias», sostuvo.

En esta línea, de cara a la reactivación en la pospandemia, Garciandía planteó que «el camino es de la inversión privada, del desarrollo privado que aporte riqueza y un Estado que administre bien los recursos y promueva políticas de desarrollo». Sobre ello, hizo un análisis de las incertidumbres persistentes en la macroeconomía del país y la importancia que adquieren las medidas del Gobierno nacional para dar los primeros pasos hacia una salida de la crisis.

Potencial

Gonzalo Sosa, titular de la Oficina de Estadística Municipal, brindó un panorama de la industria local en el contexto de Covid-19. Tras realizar un repaso del escenario de caída de actividad a nivel nacional, puso el foco en Crespo, con datos propios. Según indicó, ocho de cada diez trabajadores son del sector privado y la industria representa el 29% del empleo registrado, sobre un total de 182 empresas del sector.

Durante su exposición, valoró el crecimiento de la industria crespense en los últimos ocho años, que motivó un aumento del 64% del consumo de energía y un incremento de la incidencia en las ventas a nivel local, al pasar del 22,7% al 33,6%. Destacó la mejora en la capacidad productiva -sobre todo de rubros alimenticios- y una mayor participación de las industrias locales en el mercado provincial y nacional.

Para poner en contexto respecto de la situación provincial, Gabriel Weidmann, encargado del Área de Monitoreo Industrial de la UIER, recordó la estructura productiva de Entre Ríos, del que la industria explica el 17% del PBG (Producto Bruto Geográfico), con 30.000 empleos directos y 90.000 indirectos, con una remuneración mayor al promedio de los asalariados. Señaló además la importancia que adquieren las empresas dedicadas al procesamiento de carne, aserraderos, alimentos, metalmecánica y farmacéuticas.

Por otro lado, Weidmann hizo un análisis sobre la coyuntura en momentos de pandemia, con caídas de actividad que llegaron al 30% y un promedio en el primer semestre que osciló en el 15% en el orden nacional. Asimismo, marcó los cambios en la demanda, sobre todo a partir de junio que se comenzaron a mostrar señales de reactivación en sectores no esenciales. En ese marco y para pensar en la etapa que se viene, propuso pensar en tres factores clave: comercio exterior, empleo y nuevos problemas, que serán determinantes de cara al proceso de pospandemia.

Ver conferencia:

https://youtu.be/bQHir28ZgKI


El ausentismo laboral en las industrias entrerrianas está por debajo del 3%

El ausentismo laboral en las industrias entrerrianas está por debajo del 3%

El informe de la Unión Industrial de Entre Ríos señala que los valores porcentuales de 2019 se mantuvieron prácticamente similares a estimaciones previas. Según la encuesta realizada en empresas de la provincia, el lunes sigue siendo el día de mayor cantidad de faltas.

El Departamento de Recursos Humanos de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) llevó a cabo una nueva Encuesta de Ausentismo Laboral correspondiente a 2019, que da cuenta de distintos aspectos de esta situación. A través de consultas realizadas a las industrias socias de la entidad, los datos arrojaron resultados similares a años anteriores.

Precisamente, según el estudio, se ha identificado que la mayoría de las industrias presentan niveles de ausentismo entre el 2% y 2,9%, es decir, inferiores al 3%, lo que presenta una coherencia con lo observado en estimaciones previas. En casos puntuales hay un nivel mayor, pero nunca supera el 9%.

Causas, días y sectores

Por otro lado, se precisó que la principal causa identificada por las industrias ha sido la de enfermedades inculpables, y en menor medida los accidentes laborales y los problemas personales. Asimismo, se identificó que el día de mayores niveles de ausentismo es el lunes, seguido por los viernes.

En relación a las edades y sectores, el ausentismo industrial de Entre Ríos se concentra en mayor medida en los rangos etarios más jóvenes, menores de 35 años; mientras que se identifica una mayor presencia de esta situación en el sector de la producción -donde se concentra la mayor parte del plantel-, y en menor medida en administración y comercialización.

Soluciones

Ante esta problemática, el informe también da cuenta que la mitad de los establecimientos decidió implementar como política empresarial un premio para disminuir el ausentismo, pero solo una fracción ha observado mejora en los indicadores correspondientes.

Respecto de este tema, la principal medida que se llevó a cabo para disminuir el ausentismo fueron los controles médicos y pedido de certificados, y en menor medida las decisiones drásticas ejemplificadoras y planes de formación en liderazgo para mandos medios.


La industria entrerriana sigue con dificultades y decaen las expectativas para el cierre de 2019

La industria entrerriana sigue con dificultades y decaen las expectativas para el cierre de 2019

Durante el tercer trimestre, más de la mitad de las industrias en la provincia registraron una caída en el nivel de producción y/o las ventas, mientras que sólo el 30% pudo aumentarlas. Los datos corresponden al Informe de Coyuntura elaborado por la Unión Industrial de Entre Ríos, que da cuenta de la inestabilidad económica nacional, a pesar de las disparidades entre diferentes sectores.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al tercer trimestre de 2019, en el que se advierte que el sector continúa con dificultades propias de la inestabilidad económica nacional, a pesar de la reactivación de ciertas actividades productivas. Más de la mitad de las empresas consultadas registró una caída en los niveles de venta y producción, lo que hace proyectar malas expectativas para los últimos tres meses del año.

De acuerdo al relevamiento, durante julio, agosto y septiembre, el sector industrial atravesó marcadas dificultades productivas, pero en base a una situación mejor respecto del inicio del año: el 30% de las industrias consultadas aumentaron su nivel de producción y/o ventas respecto al segundo trimestre. De todos modos, el 53% contrajo su nivel de producción y/o las ventas. Con estos datos, en términos comparativos con las tendencias anteriores, se identifica una peor situación respecto del segundo trimestre, pero levemente mejor a las tendencias de fines del 2018 y comienzos de este año.

Esta situación se refleja en las tendencias respecto a los niveles de empleo y horas trabajadas. El 23% de las industrias consultadas aumentó la cantidad de horas trabajadas respecto al trimestre anterior, mientras el 20% aumentó los niveles de empleo, incrementando su participación respecto al primer trimestre, pero menor respecto al segundo. Aun así, el porcentaje de industrias que refiere una disminución de las horas trabajadas aumentó, en función de las tensiones e inestabilidades económicas.

Por otro lado, la Utilización de la Capacidad Instalada también da cuenta de dicha disparidad, profundizando las tendencias del segundo trimestre. Si bien aumentó el porcentaje de industrias que trabajan a más del 80% de su capacidad instalada respecto al primer y segundo trimestre, también aumentó el porcentaje de industrias que trabajan a menos del 60%, dando cuenta de las tendencias contrarias en distintos sectores.

Proyecciones

De acuerdo a estos datos relevados por la entidad, solamente el 21% de las industrias consultadas evaluaron al tercer trimestre como bueno, y esperan que el próximo trimestre sea mejor o igual. Por otro lado, el 46% identificó al tercer trimestre como malo, y principalmente esperan que el cuarto trimestre sea igual o peor, reflejando la convivencia de dos situaciones dispares.

En este contexto, las expectativas de evolución de las principales variables se deterioraron respecto al trimestre anterior, donde habían mejorado sustancialmente. El nivel de industrias que esperan que aumente su producción y ventas en el próximo trimestre se redujo a la mitad, registrando niveles similares a lo de los trimestres anteriores. Asimismo, también se observan deterioros en las perspectivas referidas a la utilización de capacidad instalada, de horas trabajadas, y de empleo. En cambio, las perspectivas referidas a los niveles de exportaciones se mantienen constantes entre los trimestres del 2019.

En este marco, se identifica también un deterioro en las perspectivas de la situación general de las industrias. En el tercer trimestre del año solo el 15% de las industrias consultadas esperan que en el cuarto trimestre su situación mejore, mientras el 31% espera estar peor. En comparación con las tendencias anteriores, se refleja un deterioro del trimestre anterior, pero siguiendo las tendencias de los trimestres previos al mismo.

En otro sentido, también se indagó en las perspectivas para realizar inversiones en el cuarto trimestre del año 2019. Consultados sobre este tema, el 17% de las industrias abarcadas respondieron que realizarían inversiones, similar a los trimestres previos. Entre estas inversiones, se busca aumentar la producción principalmente, así como mejorar la calidad. Varias empresas también destinarán esa inversión a incrementar el capital de trabajo y capacitaciones.

Complementariamente, el relevamiento señala que aumentó el porcentaje de empresas que no tiene previsto realizar inversiones ni se encontrarán realizando inversiones ejecutadas con anterioridad. En el tercer trimestre dicho porcentaje subió al 60%, mientras que en el trimestre anterior fue del 43%, lo cual refleja una situación similar a la registrada en el primer trimestre del año y a fines del año anterior.

Por último, consultados por los problemas que las afectan, el 83% de las industrias apuntó a la carga impositiva, mientras que cerca del 75% consideró a las dificultades de financiamiento, el 63% al aumento de las materias primas y el 55% a la caída en el nivel de ventas.

Sectores

El relevamiento de la UIER también detalla que la coyuntura industrial de Entre Ríos presenta sus propias particularidades. En primer lugar, la demanda de energía eléctrica se contrajo en el orden del 3%, lo que da cuenta del estado general de todos los sectores industriales, pero se concentra principalmente en los grandes usuarios. Respecto de los sectores, hay disparidades.

Por otro lado, en particular, el sector metalmecánico registró en el mes de mayo una caída del 4,3%, en concordancia con la situación del sector, mientras que el sector oleaginoso también acumuló una caída del 10% respecto el año anterior, en una tendencia mayor.

Por otro lado, ciertos rubros vinculados con la agroindustria presentaron una dinámica positiva. La molienda de trigo se incrementó en términos interanuales en el tercer trimestre del año, con una suba del 8% acumulado. También la faena de aves en la provincia aumentó en forma significativa, continuando sus tendencias expansivas observadas ya en el primer trimestre.

En cuanto a las exportaciones, se identifica que el 30% de las empresas exportadoras aumentó su nivel de ventas externas, y el 57% se mantuvo constante. En comparación, estos datos son similares a los observados en las mediciones anteriores, con cierta estabilidad y leve crecimiento de las ventas externas.


Entre Ríos, la tercera provincia con más Parques y Áreas Industriales del país

Entre Ríos, la tercera provincia con más Parques y Áreas Industriales del país

La Unión Industrial de Entre Ríos elaboró un informe que releva cómo se encuentran estos espacios territoriales que concentran más del 21% de los establecimientos industriales de la provincia. El estudio da cuenta de cuáles son las actividades que se desarrollan, las características y servicios que se brindan, además de las falencias y los desafíos por delante para potenciar el sector.

La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) realizó un Relevamiento de Parques y Áreas Industriales de la provincia, en el que analiza de manera pormenorizada las características de estos espacios territoriales productivos y el estado de situación. El trabajo, realizado por el Área de Monitoreo Industrial a cargo de Gabriel Weidmann, tiene el objetivo no sólo de brindar un panorama detallado sobre el tema, sino además, impulsar políticas que posibiliten potenciar al sector.

En este sentido, el informe destaca que estas herramientas son fundamentales para el fomento de la competitividad de los sectores industriales, además de que resultan vitales para el desarrollo económico y social a lo largo y ancho del territorio provincial. Por ello, la entidad encaró este relevamiento, que evidencia la situación actual e infraestructura, además de sus ventajas comparativas y estratégicas, la incidencia en la estructura económica y los beneficios vigentes.

Por un lado, el estudio pone en valor que Entre Ríos representa la tercera provincia del país con más Parques y Áreas Industriales –detrás de Buenos Aires y Mendoza–, dadas las características de distribución geográfica con mayor heterogeneidad. En total, son 1.500 hectáreas destinadas a la radicación de los establecimientos industriales, que en su conjunto concentran el 21,2% de las empresas de la provincia y el 28% del empleo industrial. Esto da cuenta del rol importante que adquieren estos espacios para el desarrollo de la industria bajo una lógica de localidad, con mayor arraigo social y potencial atracción de inversiones.

Al respecto, el estudio también da cuenta de la relevancia que los Parques y Áreas Industriales adquieren para sus poblaciones. Cuando se visualiza la incidencia que adquieren para la generación de trabajo local, los espacios más grandes relativizan su importancia. Según las estadísticas alcanzadas por la UIER, el porcentaje de empleo toma mayor peso en Federación, Urdinarrain, Crespo, Gualeguaychú y Viale.

Características

El estudio señala que las principales actividades desarrolladas en los mismos son las alimentarias, foresto-industrial y metalmecánica, similar a la estructura provincial. Más allá de esto, se indica que hay actividades específicas que tienen mayor importancia relativa en los Parques y Áreas Industrias que fuera de estos, como la química y la fabricación de productos minerales no metálicos.

En relación a la infraestructura, la mayoría cuenta con los principales servicios básicos: energía eléctrica y red de aguas, pero en menor medida gas natural, así como plantas de tratamientos de efluentes. Con respecto a los aspectos viales, los mismos se centran en las calles afirmadas, con menor presencia de calles asfaltadas. En cuanto a los aspectos legales relevados, la principal carencia detectada ha sido la falta de un ente administrador y de los reglamentos correspondientes.

De todos modos, es clave señalar que las principales ventajas de estos espacios se vinculan elementalmente con la oferta de suelo industrial en presencia de infraestructura relevante para el sector, así como su distribución territorial a lo largo de toda la provincia, lo cual la diferencia con respecto a otras jurisdicciones de la Argentina.

Por otro lado, el relevamiento de la UIER reconoce que la mitad de los parques y áreas ofrecen beneficios impositivos propios, principalmente a nivel municipal. En este sentido, se advierte que la política específica se debilitó en los últimos años, se descontinuaron los distintos programas públicos y desfinanciaron diversas líneas de financiamiento. En este sentido, se considera fundamental volver a retomar estas medidas para poder reimpulsar una política industrial en la provincia, con inversiones y radicación de nuevas empresas.

Cabe destacar que el trabajo se presentó durante la Jornada de la Industria realizado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), además de la 5° Edición de la Exposición de Parques Industriales de Buenos Aires 2019 y el 1er. Congreso Industrial Pyme organizado por la Asociación Red Parques y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA).


Parques Industriales de Entre Ríos

Compartimos la presentación sobre Parques y Áreas Industriales de la provincia de Entre Ríos, elaborados desde el Área de Monitoreo Industrial de UIER. En el mismo se resaltan los principales datos y conclusiones que se han arribado desde el trabajo de relevamiento propio.

 

Presentación: UIER-PyAI


La UIER destacó en Buenos Aires el potencial de los parques industriales entrerrianos

La UIER destacó en Buenos Aires el potencial de los parques industriales entrerrianos

La entidad fabril formó parte de la exposición organizada por la Unión Industrial de Buenos Aires, en articulación con la Secretaría de Producción de Entre Ríos, intendentes y representantes de áreas y parques industriales de distintos puntos de la provincia.

La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) formó parte de la 5ª Edición de la Exposición de Parques Industriales de Buenos Aires (Epiba 2019) y 1° Congreso Industrial Pyme que se desarrolló en la Ciudad de Buenos Aires. Gabriel Weidmann, responsable del Área de Monitoreo Industrial, expuso un trabajo realizado por la entidad sobre la temática y destacó la potencialidad del sector en la provincia.

La jornada estuvo organizada por la Unión Industrial de Buenos Aires (Uipba) en conjunto con la Asociación Red Parques Industriales. En ese marco, la Secretaría de Producción de Entre Ríos montó un stand con representantes de parques y áreas, en la que la UIER estuvo presente. El encuentro con distintos actores del país permitió mostrar las posibilidades de inversión, los beneficios de instalación de emprendimientos y las potencialidades de desarrollo local.

Del encuentro participó el subsecretario de Industria de Entre Ríos, Pablo Romero, quien estuvo acompañado por el director de Parques y Áreas Industriales de la provincia, Germán Werner, intendentes y funcionarios de producción de municipios entrerrianos y representantes de asociaciones intermedias a cargo de los parques industriales de la provincia, como así también personal capacitado del área.

“Han sido dos jornadas muy positivas donde pudimos mostrar el potencial industrial que tiene la provincia, y por medio del cual pudimos ofrecer tal posibilidad a todos nuestros parques industriales, con sus diferencias comparativas y competitivas, pero con la impronta de demostrar y fomentar la articulación entre el gobierno provincial, las entidades intermedias de la sociedad civil, los gobiernos municipales locales y el empresariado”, valoró Romero.

En esta línea, también señaló que se pudo “mostrar nuestra oferta industrial al resto del país y generar un intercambio con otros actores del sistema productivo, tomando los mejores ejemplos del desarrollo de parques industriales del país y concluyendo en las potencialidades y desafíos que nos planteamos para seguir gestionando y promoviendo a Entre Ríos como una provincia que agrega valor en origen a las economías regionales que nos caracterizan”.


La industria entrerriana registró un leve repunte, pero aún presenta dificultades

La industria entrerriana registró un leve repunte, pero aún presenta dificultades

Durante el segundo trimestre, el 50% de las industrias en la provincia registraron un aumento de los niveles de producción y ventas en relación a los primeros tres meses del año. Los datos corresponden al Informe de Coyuntura elaborado por la Unión Industrial de Entre Ríos, que da cuenta de una relativa recuperación, teniendo en cuenta que persisten las disparidades entre los diferentes sectores.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2019, en el que se pudo registrar un leve repunte de los principales indicadores de actividad económica. Aún en un contexto recesivo para el país, los niveles de producción, ventas y empleo en la provincia mostraron una relativa reactivación, lo que a su vez mejoró las perspectivas a futuro. De todos modos, las situaciones entre empresas y sectores son disímiles, teniendo en cuenta que hubo casos que detuvieron su contracción y se mantuvieron estables, mientras que otros continúan presentando dificultades.

Los números de la provincia coinciden con los análisis que se vienen publicando a nivel nacional, que muestran alguna recuperación de los indicadores, aunque todavía con disparidades sectoriales. La Fundación Observatorio Pyme afirmó que “las pymes industriales están saliendo efectivamente de la recesión”. En tanto, la Unión Industrial Argentina (UIA) avizoró que el sector en su conjunto está tocando un piso, aunque se da ante bases de comparación bajas. Incluso, el último informe del Instituto de Estadística y Censos (Indec), marcó en mayo una suba desestacionalizada en la producción industrial de 0,6% respecto de abril.

En Entre Ríos, a través del relevamiento de la UIER a una serie de industrias de diversas ramas manufactureras y tamaños, se observó que el segundo trimestre de este año la industria revirtió ciertas tendencias contractivas: el 50% de los establecimientos consultados aumentó su nivel de producción y/o ventas respecto al primer trimestre del año. No obstante, el 27% de las industrias consultadas contrajo su nivel de producción y el 38% las cantidades vendidas. En este sentido, tras un primer trimestre malo, en términos comparativos se vio reflejada una situación de estabilidad, ya que creció la participación porcentual de industrias que presentaron mejoras en las variables económicas.

Por otro lado, el Informe de Coyuntura también registró un repunte la variable del empleo. El 28% de las industrias consultadas aumentó la cantidad de horas trabajadas respecto al trimestre anterior, mientras que el 16% subió los niveles de empleo, lo que significa un incremento respecto al primer trimestre. Aún así, el informe también da cuenta de que todavía se mantiene un núcleo de más del 20% de las industrias que refiere una disminución de las horas trabajadas y el empleo.

Por otro lado, respecto de la utilización de la capacidad instalada, el estudio refleja una disparidad. Si bien subió el porcentaje de industrias que trabajan a más del 80% de su capacidad instalada respecto al primer trimestre, también aumentó el porcentaje de industrias que trabajan a menos del 60%, dando cuenta de una polarización de las tendencias de acuerdo a los diversos sectores que conforman el abanico industrial de Entre Ríos.

Evaluación y perspectivas

Con este panorama, el análisis y evaluación sobre el escenario actual varía según la realidad que atravesó cada industria. Así, el 36% de los establecimientos consultados por la UIER evaluó al segundo trimestre como bueno, los que a su vez esperan que el próximo trimestre sea mejor o igual. Por otro lado, el 29% consideró al segundo trimestre como malo, y principalmente aguardan que el tercer trimestre sea igual o peor.

Independientemente de las particularidades sectoriales y las dificultades que persisten, a través del informe se ha registrado una mejora sustancial en las expectativas para el tercer trimestre, que motiva a realizar inversiones. En todas las variables aumentó el porcentaje de industrias que espera crecimiento en las distintas variables analizadas. Caso particular son las expectativas respecto al nivel de empleo, donde aumentó el porcentaje de industrias que espera que aumente, aunque también el porcentaje de industrias que esperan que disminuya.

Por último, respecto de los problemas que afectan a la industria entrerriana, el 91% de los consultados apuntó nuevamente a la carga impositiva como el más importante. Asimismo, alrededor del 70% de los establecimientos identificó a las dificultades de financiamiento como otro problema, mientras que el 55% a la caída en el nivel de ventas.

Sectores y exportaciones

La coyuntura industrial de Entre Ríos presenta sus propias particularidades. En el segundo trimestre de 2019, los principales indicadores industriales de la provincia siguieron mostrando contracciones interanuales. En primer lugar, la demanda de energía eléctrica cayó 5%, lo que da cuenta del estado general de todos los sectores productivos, principalmente los grandes usuarios. En ese marco, el sector metalmecánico registró en mayo una caída del 7,9%, lo que marca una contracción mayor al promedio del sector metalúrgico. Asimismo, la molienda de oleaginosa también mostró una caída de manera significativa.

Por otro lado, ciertos rubros vinculados con la agroindustria presentaron una dinámica positiva. La molienda de trigo se incrementó en términos interanuales en el segundo trimestre del año, del orden del 4%. También la faena de aves en Entre Ríos subió de forma significativa, continuando de esta manera sus tendencias expansivas observadas ya en el primer trimestre.

En cuanto a las exportaciones, se identifica que el 16% de las empresas consultadas subió su nivel de ventas externas, mientras que el 65% se mantuvo constante. En comparación, estos datos son similares a los observados en las mediciones anteriores, en cierta estabilidad de las ventas externas.


Informe Mensual de Actividad Industrial - Junio

Informe Mensual de Actividad Industrial - Junio

Compartimos a continuación el Informe de Actividad Industrial Mensual, referido a la situación coyuntural del sector industrial nacional, con referencia provincial. En el mismo, se refleja que la la industria nacional se contrajo 13,4% interanual en Marzo 2019, y 4,3% en forma mensual desestacionalizada. La utilización de la capacidad industrial instalada ha caído 9,1 puntos porcentuales en forma interanual, y las exportaciones han caído 2% (agroindustriales) y 7,7% (industriales no agropecuarias).

Puede acceder al informe completo haciendo click aquí:

Indicadores mensuales de actividad económica


Crisis en la industria: el 67% de las industrias entrerrianas bajó su producción y sus ventas

Crisis en la industria: el 67% de las industrias entrerrianas bajó su producción y sus ventas

La Unión Industrial de Entre Ríos elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al primer trimestre de 2019 en el que advierte una mayor cantidad de empresas con problemas para sostener los niveles de producción y ventas. Hacia fines de 2018, el 50% de los consultados presentaba estos problemas, mientras que ahora se sumó un 17% más. En este sentido, el uso de la capacidad instalada disminuyó considerablemente y también se redujeron los niveles de empleo y horas trabajadas. Además, se deterioraron las expectativas y, por ello, un 60% de los industriales no planifica realizar inversiones.

El Área de Monitoreo Industrial de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) elaboró el Informe de Coyuntura correspondiente al primer trimestre de 2019, en el que se advierte por una recesión más acentuada, debido a que el 67% de las industrias consultadas disminuyó su producción y sus ventas. Esto implica un aumento de la cantidad de empresas afectadas, ya que el último informe publicado a fines de 2018 se veía afectada la mitad de los establecimientos industriales. Por ello, en medio de las dificultades económicas y financieras, también decayeron las expectativas de que haya una mejora.

Precisamente, el Informe distingue que del total de industrias consultadas, el 67% declaró que su nivel de producción disminuyó, mientras el 24% resaltó que no varió y sólo el 9% aumentó. Asimismo, el 70% declaró que su nivel de ventas bajó, mientras sólo en el 15% de los casos se mantuvo constante y en otro 15% aumentaron. Esta situación se contrapone a la registrada el año anterior, cuando se consolidaba el panorama macroeconómico, donde en el tercer trimestre del año pasado el 50% de las industrias consultadas declaraban contracciones en sus niveles de producción y ventas.

Ante esta situación, la utilización de la capacidad instalada cayó considerablemente en las industrias de Entre Ríos y da cuenta de cómo se agudizó la crisis. Sólo el 23% de las empresas consultadas utilizan más del 80% de su capacidad instalada, mientras que la mayoría, el 57%, se encuentra utilizando entre el 60% y 80% de la misma. En esta línea, cabe recordar que hacia fines del año pasado, el 50% se encontraba utilizando más del 80%.

En este contexto, la situación se refleja en las dificultades que siguen presentando las empresas respecto a los niveles de empleo. El 20% de las industrias consultadas resaltó que disminuyeron sus niveles de empleo, y el 25% contrajo la cantidad de horas trabajadas.

Consultados respecto de cuáles son los principales problemas que afectan a los establecimientos industriales, en estos momentos el 88% de las industrias apuntó a la carga impositiva. Asimismo, con un promedio cercano al 60%, en segundo lugar se ubicó el aumento de precios de las materias primas, mientras que tercero con un 56% quedó la suba del tipo de cambio. Por otro lado, la mitad de los encuestados advirtió por los problemas que generan la caída de ventas y poco más del 40% cuestionó las dificultades de financiamiento.

Con este escenario, el Informe de Coyuntura elaborado por la UIER señala que el 55% de las industrias relevadas evaluaron a los primeros tres meses del año como malos. Además, esperan que el próximo trimestre sea peor o igual, lo cual da cuenta de un marcado panorama pesimista. El resto de las industrias consultadas se dividen entre las que evaluaron el primer trimestre como bueno y satisfactorio, pero principalmente se destaca la perspectiva de que el próximo trimestre sea igual.

La toma de decisiones también se ve afectada en este contexto. Estas proyecciones se terminan traduciendo además en un deterioro de las perspectivas para realizar inversiones, ya que el 60% de las industrias consultadas no tiene previsto realizar inversiones ni se encuentra ejecutando inversiones que hayan comenzado previamente.

Sectores y exportaciones

La coyuntura industrial de Entre Ríos presenta sus propias particularidades. En el primer trimestre de 2019, los principales indicadores industriales de la provincia mostraron contracciones interanuales. En primer lugar, la demanda de energía eléctrica se contrajo en el orden del -5%, lo que da cuenta del estado general de todos los sectores industriales, pero concentrado principalmente en los grandes usuarios.

De acuerdo al Informe de Coyuntura de la UIER, en particular el sector metalmecánico registró en el primer bimestre del año una variación del -11% , lo que da cuenta de una caída mayor al promedio del sector metalúrgico. Asimismo, la molienda de oleaginosa también ha caído en términos significativos.

Por otro lado, se destaca que la molienda de trigo se incrementó en términos interanuales en el primer trimestre del año, con una suba del 3%. Asimismo, la faena de aves en la provincia de Entre Ríos registró un aumento en forma significativa, ya que el primer trimestre creció 4% en comparación con el mimo trimestre del año anterior.

Sin embargo, el comercio exterior de Entre Ríos presentó dificultades en su evolución en 2018. El total de las exportaciones industriales se contrajeron 5,3% principalmente explicado por la caída de los productos primarios. Esta tendencia se vincula principalmente con la caída de las exportaciones de Productos Primarios, las cuales se contrajeron en un 16% en dicho período, afectadas por las dificultades climáticas que caracterizaron al comienzo del año pasado.

En tanto, las exportaciones industriales tuvieron un comportamiento contrapuesto. Por un lado, las exportaciones agroindustriales lograron expandirse en el orden del 10%, vinculado con la venta de carnes y de procesados de oleaginosas. Asimismo, las exportaciones industriales no agropecuarias cayeron levemente, al orden del -4% (relacionado con la dinámica del sector químico principalmente.

Sobre este tema, de las empresas encuestadas, se identificó que el 25% de las industrias de Entre Ríos aumentó su nivel de ventas externas, mientras que el 57% se ha mantenido constante, niveles similares a los exhibidos hacia fines del año pasado.

 

Informe completo: Informe coyuntura - I-19